Estos días podeís encontrar en las heladerías fiordilatte helado de mantecado o crema (en Italia). Es el sabor tradicional por excelencia.

Sus únicos ingredientes son la leche, la yema de huevo y el azúcar.

La yema de huevo contiene lecitina, por lo que no es necesaria el uso de ningún otro neutro emulsionante. Actualmente el uso de la yema de huevo como emulsionante ha sido practicamente sustituído en heladeria por otros de origen vegetal, desde mi punto de vista más sanos y digestivos. En la actualidad los heladeros nos ayudamos de la acción estabilizante de los alginatos (extraídos de las algas) o de la harina de algarroba (extraído de las semillas de una  planta leguminosa de la zona del mediterraneo), o de la harina de guar, agar-agar…

No es un sabor que podaís encontrar diariamente en fiordilatte, aunque de vez en cuando, nos gusta hacerlo, sobre todo para algunos clientes que recuerdan así sabores de su niñez, y otros que dan a probar esos sabores a sus hijos o nietos.

Os dejo una receta sencilla de reproducir en casa para los que tengan heladera:

INGREDIENTES: 

1litro de leche

300 g de azúcar

8 yemas de huevo

En nuestro caso hemos usado yemas de huevo ecológicas, si lo vais a hacer recomendamos gastarse un poquillo más ya que el resultado sera mucho mejor. Aunque quizás tengais huevos caseros que en casa podeís utilizar.

Se mezclan bien las yemas con el azúcar. Ponemos a calentar la leche, no debe hervir, seria bueno tener un termómetro para añadir las yemas y el azúcar cuando alcanza la temperatura de 40ºC. Remover y dejar hasta los 85ºC. Despues enfriar lo más rápidamente posible.

En nuestro caso disponemos de un pasterizador que nos marca la temperatura y enfría rápidamente cuando acaba el proceso, sin dejar de remover. Por lo que en casa sera el paso más lioso… Es importante hacerlo bien para que la mezcla sea segura desde un punto de vista bacteriologico, y no pasarse de temperatura para evitar que coja malos sabores o se queme la mezcla.

Una vez fria la mezcla es aconsejable dejarla un mínimo de 12 horas a una temperatura de 4ºC (temperatura de nevera) para que madure y obtener un mejor resultado. Aunque si teneis prisa…pues podeís mantecarlo directamente!!

Es posible aromatizarlo con ralladura de limón, de naranja, canela…a gusto del consumidor!!